06
MAR
2019

Limosna Penitencial 2019



En cada Cuaresma nos acompaña tres medios para vivir de una manera más plena este tiempo penitencial, a saber, la oración, el ayuno y la limosna. De las tres la más desconocida es la limosna. Nuestra Parroquia de San Martín Obispo va a realizar una Limosna Penitencial como comunidad en favor de la "Casa de la Catequesis y de la Caridad". 

La clave de la campaña es educar y practicar una “limosna penitencial” organizada comunitariamente como un gesto de generosidad y de conversión que nace del encuentro con el Señor en la oración, y nos conduce a un nuevo encuentro con el Señor en el hermano que nos necesita. 

Se trata, por tanto, de recuperar el sentido integral de la “limosna” y de la “penitencia”. La limosna debe ser un signo real y consciente de conversión y la penitencia tiene que ser un esfuerzo que repercute positivamente en el prójimo que amamos y a quien queremos hacer bien.

Que nuestra limosna

– Sea un gesto auténtico y consciente.

– Implique renuncia o sacrificio: algo que nos cueste.

– Dé el fruto de un encuentro con el Señor presente en el hermano a quien ayudamos.

– Busque el bien o la ayuda de una persona o de un colectivo.

– No sea una coartada para tranquilizar nuestra mala conciencia o nuestra mala imagen.

– Sea, por tanto, coherente con una práctica de honradez, de generosidad, de solidaridad, de inquietud y compromiso por una sociedad más justa y fraternal, y fomente esta inquietud y este compromiso como el horizonte propio de ayuda al pobre: de la limosna al compromiso social y la caridad política.

Que nuestra penitencia

– No nos encierre en nosotros mismos, en un autoperfeccionamiento que simplemente alimenta nuestra autoestima y hasta nuestro orgullo, o nuestra imagen ante los demás.

– Nos abra a la relación, a la entrega, al servicio y la solidaridad con nuestro hermano: renuncio para ayudar, me disciplino para estar más disponible de cara al hermano (individual o colectivo) que me necesita.

 

Escribir un comentario

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas.

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared

Aviso Legal